Barra Navegación

lunes, 26 de noviembre de 2018

No olvides tus tarjetas de invitación de boda ni olvides algunas cosas que las harán únicas

https://lh3.googleusercontent.com/2APaei6FThtp49AB12M6a3gBejNxctiFwX506gFgSMKCp8nQZbCBm3YVy3sv20kCHwShMFtfgCo21_HoBUJcX2Y7zbSM-fDkjJEtMmioPJ9te3PSrTPYF_VnTOEThMItRE2gkX8py2-46qh_2FwrQklT-ZsQ_xfGA6H_3Iu2J_I2AAuj_nZxz7o1SFjwJlA9-eIEHwgoou_kVs3aT6mGjIf9rThGBZs2Ni137FPustTG9h-WDhWwg-8N5dUtwfvwDyCSOPa9cwrmyxF4Z8hRhNvpsHFBoiJ7L8My170BF7m2oZBYSXa3dPe8IviZq1FlqCQ_Jkgn2go8-zlhOEV8cNWNpGlZsoLSj5EVI1R0odmdri3o7OYSmySGHnwBOUfrS3DoRsNQLvlIH5nWU8zuMVWYf-A_dLTnzXVdNHq67II6-0tFdoSSFSZRegxkpAOL3a1x5q1JyRCpUMbnz5xlmmPrAdqKDByFWlOsgrxsuceul5H8cjS4Sngeo8FuJ-5LsKVMAkKcnHn5HniyNGefExIxBBQ7RvwXTpK2DoP5bpitd2Ah_nIsiNAU31zaBjoL2McMCxxSM1aydN0l110pP9rhpMybB7RL5pz-MP8eiYP7qAejZIC6a_OXkxtwpvpP2rJI-lsGttDlaiRtkVOS09OHagbVOidrQ3IwP-dO-d7CUphC3uAcQKTEhgLdLVn06G9RlY60s5Oy8iLcFtE=w950-h976-no
Por fin lo habéis decidido: os casáis. Vuestros padres, vuestra familia, vuestros amigos, vuestros compañeros del trabajo, ¡¡vuestros hijos!! os han convencido. La parte más difícil ya ha pasado, pero ahora queda mucho trabajo por hacer. Hay que elegir el traje de la novia (eso siempre lo primero), concertar el banquete, elegir los menús, buscar un buen sitio para el baile, programar la luna de miel, contratar a un buen fotógrafo para que los vídeos y las fotos de vuestra boda no sean el castigo de las visitas…

Sin embargo, hay algo que se os pasado por alto (o no): las tarjetas de invitación (que puedes imprimir aquí). Parece algo obvio, que va de suyo. De hecho, se corre el riesgo de no tomar este asunto en serio y enviar las invitaciones el último día por correo electrónico o a un macrogrupo de WhatsApp hecho con prisa para la ocasión. Elegir una tarjeta de invitación para vuestra boda es importante, porque es lo primero que vuestros invitados conocen de ella. Es la puerta de entrada, o la llave, de la celebración. Por eso es algo que tenéis que considerar con mucha atención.

En la tarjeta de invitación están (o deben de estar) todos los datos para que los invitados lleguen al sitio indicado: a la iglesia (o al juzgado), al restaurante (o al chiringuito) y a la discoteca (o a la terraza) donde organizáis el baile y bailaréis vuestro primer vals (por el cual lleváis un mes en bailes de salón); y, por supuesto, la fecha y la hora de cada etapa de la celebración. Además, tendrán que estar vuestros nombres, pues sois los protagonistas del día (sí, el novio también).

Es conveniente que pongáis un número de teléfono para que los invitados confirmen su asistencia, preferiblemente un móvil pues así lo podrán hacer por WhatsApp (sí, ese con el que queríais invitar a la gente antes de leer esto). Pensad, además, que la gente puede venir de otras ciudades, o del extranjero. Unos pequeños mapas impresos con indicaciones para llegar pueden son siempre útiles, y para eso pueden ser muy oportunas las tarjetas plegables, pues permiten aumentar el espacio y estructurarlo con los distintos motivos e informaciones. También es una buena idea poner una foto vuestra (o varias) que os gusten en un sitio icónico en el que hayáis estado (la torre Eiffel, por ejemplo, aunque esté muy manido) o una hecha en estudio en donde podéis ser más creativos y originales.

Y hablando de originalidad. ¿Qué os parece si incluís a las nuevas tecnologías en vuestra tarjeta? ¿Qué os parece un pequeño chip insertado que cuando la tarjeta se abra haga sonar vuestra canción favorita o salgáis los dos hablando invitando a la gente (o las dos cosas)? Ahora todo el mundo tiene un móvil. Con un código QR bien diseñado para la ocasión y puesto en una parte discreta de vuestra tarjeta plegable (o en la parte de atrás) podéis hacer muchísimas cosas: redireccionarlo a una web donde salga un vídeo vuestro invitando a los asistentes, o con las instrucciones para ir; incluso, si le queréis echar tiempo, personalizar los mensajes para cada invitado, o muchas otras cosas que se os ocurran.

Otras cosas que debéis atender son el tipo de material, las tipografías, los colores, todo aquello que va a hacer de vuestra tarjeta de invitación de boda un objeto único. Hay muchos profesionales, además de blogs y foros, donde veréis cuáles son las últimas tendencias y donde podéis tomar ideas. Así que ya sabéis: manos a la obra, vuestra tarjeta de invitación de boda ideal os está esperando (y vuestros invitados también).

https://lh3.googleusercontent.com/2APaei6FThtp49AB12M6a3gBejNxctiFwX506gFgSMKCp8nQZbCBm3YVy3sv20kCHwShMFtfgCo21_HoBUJcX2Y7zbSM-fDkjJEtMmioPJ9te3PSrTPYF_VnTOEThMItRE2gkX8py2-46qh_2FwrQklT-ZsQ_xfGA6H_3Iu2J_I2AAuj_nZxz7o1SFjwJlA9-eIEHwgoou_kVs3aT6mGjIf9rThGBZs2Ni137FPustTG9h-WDhWwg-8N5dUtwfvwDyCSOPa9cwrmyxF4Z8hRhNvpsHFBoiJ7L8My170BF7m2oZBYSXa3dPe8IviZq1FlqCQ_Jkgn2go8-zlhOEV8cNWNpGlZsoLSj5EVI1R0odmdri3o7OYSmySGHnwBOUfrS3DoRsNQLvlIH5nWU8zuMVWYf-A_dLTnzXVdNHq67II6-0tFdoSSFSZRegxkpAOL3a1x5q1JyRCpUMbnz5xlmmPrAdqKDByFWlOsgrxsuceul5H8cjS4Sngeo8FuJ-5LsKVMAkKcnHn5HniyNGefExIxBBQ7RvwXTpK2DoP5bpitd2Ah_nIsiNAU31zaBjoL2McMCxxSM1aydN0l110pP9rhpMybB7RL5pz-MP8eiYP7qAejZIC6a_OXkxtwpvpP2rJI-lsGttDlaiRtkVOS09OHagbVOidrQ3IwP-dO-d7CUphC3uAcQKTEhgLdLVn06G9RlY60s5Oy8iLcFtE=w950-h976-no

0 comentarios:

Publicar un comentario