Barra Navegación

lunes, 19 de junio de 2017

Seis amigos se visten de Hombres de Musgo

https://lh3.googleusercontent.com/CTW2_mHXT0IshWXvZlXP46Q98mghkaUiAM6LcWweYwG7gO1jbMyKHN5Eec_2rfmXS6QrS1fm47Y3ZKU-8L_hr0p5QeYQdd9jvXDyw6cYlnz3hUKL8CVASVHrs-tDBHcbEZuUDLW-PX707ftbIDy3SA_RPiIpgnRUl3x2sglCJzrVK029a0brRv-ipygMSFRINWarehWaPnLOTTU3CyIoY7vOJdoWZuC_aGZPNC_rFdguq_Kythn1pVuNP7axQg_ULULetEO_jQz4BsO2LnE208QN-sVT6DNRlcVoTxP91DHhPBkyGtN8hyQAK-ukSazgFgpAkqkFavlGt9Mq6cpcPYswdG0ImOzj3JyllCSLhzuKrrp0nlvTVSldXyWIvnIi--0nB_D9AvXytFZnXwMfGHjjvCB5Mj-9J416A_ioYWC1HZ6fOmJ5-dk9gWyj9JvGmZ31DB5vC1jT7mZyeFj_l0aFlOuWZQMp3qlANYDW9wQF5gJRbqcOFErNvhhL0dl29LjjOGg_mPsU9fALh6tIc2pY3ZjRVaFzHYoth6YSySJ5y3dggjXnHOMVjSlu0UF2ZV2lAVUKfLNX7Q4KdXvkOR-wzcWFvCC17lEMg9EICENupJV01e2k_GQRZ_evpUkvrO_wd-GRy6J6plVtsgK0s3wfSvlFdo2otsUh3Nb6r2g=w796-h421-no
Seis amigos, que han tenido que esperar cinco años para cumplir una apuesta, han desfilado como Hombres de Musgo Béjar en una tradición que, según la leyenda, comenzó hace 746 años y que evoca la reconquista cristiana de la ciudad tras la dominación árabe.
- BejarInformacion - Agencias -

Como cada domingo después del Corpus, los seis bejaranos han logrado reunir a miles de personas, bajo un fuerte sol, en una fiesta que va entre lo pagano y lo religioso, que une una fiesta turística con una procesión cristiana presidida por la custodia del Santísimo.

Cuenta una de las leyendas que se ha transmitido entre los bejaranos que en torno al año 1.200, un grupo de ciudadanos de Béjar, vestidos con la maleza de la tierra para evitar ser reconocidos, entraron en la villa por la conocida como 'puerta de la traición', en la muralla, para ahuyentar a los musulmanes que dominaban Béjar y devolverla al poder cristiano.

Y esa leyenda se ha convertido en tradición, una tradición que ya es Fiesta de Interés Turístico Nacional y que aspira a convertirse ser de Interés Turístico Internacional.

En esta ocasión los Hombres de Musgo han sido seis bejaranos, seis amigos "desde la infancia", la mayoría residentes en Béjar, quienes se han ataviado con musgo en una acción fruto de una apuesta.

Pedro Martín fue uno de estos Hombres de Musgo y uno de los primeros en ser transformado con el vegetal, que durante el año es cuidado para poder ser reciclado.

"Nos apostamos estar aquí y aquí estamos pero como bejaranos que somos teníamos claro que debíamos cumplir con la tradición", ha afirmado este hombre vestido de forma completa con musgo, y que solo le faltaba tener cubierta la cabeza y llevar el mazo también de musgo.

Desde las ocho y media de la mañana han comenzado a vestirlos dos bejaranos, históricos como sastres del musgo, que llevan más de 30 años, como el caso de Alejandro Romero, o más de 20, como Julián García.

Con una rapidez propia de la experiencia, fueron colocando el musgo en trozos por todo el cuerpo de los seis Hombres de Musgo, a excepción de la cara, hasta que le llegó el momento a Leandro González, el último en ser vestido.

Tras cambiarse de sitio para evitar que le llegaran los rayos de luz de forma directa, ha mostrado su "alegría" por poder celebrar esta fiesta pese al fuerte calor, aunque ha añadido que no le asusta, "es lo que toca", ha afirmado mientras le acababan de vestir.

A las 11 de la mañana salían del Convento de San Francisco, a escasos metros de la Plaza Mayor desde donde comenzaba una pequeña procesión pagana, en la que solo iban los seis Hombres de Musgo, las autoridades y la banda de música al son del himno de España y de una 'marcha de gladiadores'.

Ya a las 11,35 comenzaba la procesión religiosa desde la iglesia de Santa María, presidida por la custodia del Santísimo, que se procesiona en el Corpus, en la que iban, junto a las autoridades eclesiásticas bajo palio, 35 niños que han tomado la Comunión durante este año.

El calor excesivo que ha hecho en Béjar ha obligado a que los 'asistentes' de los Hombres de Musgo estén humedeciéndoles la cara con frecuencia.

Las miles de personas que han acompañado esta fiesta, esta tradición, han vuelto a pisar el tomillo por el que ha discurrido la procesión, y que desde primera hora de la mañana se ha arrojado por parte de funcionarios municipales.

De nuevo, la tradición ha recorrido la ciudad; de nuevo, seis bejaranos se han vestido de musgo para mantener viva la leyenda que habla de la reconquista cristiana y que une la fiesta religiosa, con motivo del Corpus, con la civil, la pagana.

https://lh3.googleusercontent.com/CTW2_mHXT0IshWXvZlXP46Q98mghkaUiAM6LcWweYwG7gO1jbMyKHN5Eec_2rfmXS6QrS1fm47Y3ZKU-8L_hr0p5QeYQdd9jvXDyw6cYlnz3hUKL8CVASVHrs-tDBHcbEZuUDLW-PX707ftbIDy3SA_RPiIpgnRUl3x2sglCJzrVK029a0brRv-ipygMSFRINWarehWaPnLOTTU3CyIoY7vOJdoWZuC_aGZPNC_rFdguq_Kythn1pVuNP7axQg_ULULetEO_jQz4BsO2LnE208QN-sVT6DNRlcVoTxP91DHhPBkyGtN8hyQAK-ukSazgFgpAkqkFavlGt9Mq6cpcPYswdG0ImOzj3JyllCSLhzuKrrp0nlvTVSldXyWIvnIi--0nB_D9AvXytFZnXwMfGHjjvCB5Mj-9J416A_ioYWC1HZ6fOmJ5-dk9gWyj9JvGmZ31DB5vC1jT7mZyeFj_l0aFlOuWZQMp3qlANYDW9wQF5gJRbqcOFErNvhhL0dl29LjjOGg_mPsU9fALh6tIc2pY3ZjRVaFzHYoth6YSySJ5y3dggjXnHOMVjSlu0UF2ZV2lAVUKfLNX7Q4KdXvkOR-wzcWFvCC17lEMg9EICENupJV01e2k_GQRZ_evpUkvrO_wd-GRy6J6plVtsgK0s3wfSvlFdo2otsUh3Nb6r2g=w796-h421-no

0 comentarios:

Publicar un comentario