Barra Navegación

sábado, 26 de noviembre de 2016

Diferentes Manifiestos contra la Violencia de Género

https://lh3.googleusercontent.com/fWhfcQbitez24XYahd-L5rv_fNzkZwEgWVu5iqtgUx0pfl3TOE09PVIv7eDfAnVhdNIXVI_s_30M3Zk3Jo804pEjzDxIeziJ1RPB0kqzPbLwYBxe7ztQSk_jUTvJoTsODpXluL8cSdNvxZ9_6-6xooH8pFlLjXBc2f5gJuIQoSuQxrrq2d90Hb-M4jzc5WD4wYW6ylT48v7YwKUIpGDn2iU5WoWGHecBWi8TUe2GTVF7PLb4j-bFg05YKfNJeGeq500YL1rxvt2r6wg_Cerf2cvA8j8e5hWqJudo9yWhLZ4tWS6fJBv4xTvLX3uF-X7PzqNV6ilav2PzZNTWrUmpm0jAseaGSkRh5Pf5kUcka6bVRgAqDRon_t-xl4xGP06K_F4wcwWD8JjvpmfZ2JWbVjWNumyaSgRamf5y-U9kTw59ONU13HvnvazkjD4hUuEa_YZ4W2JABychuQE2FNVkjP1I3pCUnuunu1OcMiAY4v2wXzILLALh19HLOcCazKoRKA_IUteKL4a0xApQ1HbQRaqdtfmsrs-YNSiFfsw4mIyBbr613iy9VqeXCcEFHHmL3nsgvruPjmyIKnjD1WgDOAxv-M1LBe4mGCvV79gUORASWseh3g=w1345-h950-no
Con motivo del día internacional contra la violencia de género distintas instituciones han sacado unos manifiestos que se han leido.

A continuación reproducimos los distintos manifientos, Ayuntamiento, Diputación de sSlamanca y Amdeve.
- BejarInformacion - AytoBejar - Dupu Salamanca - Amdeve -

Manifiesto  en el Día Internacional Contra la Violencia de Género

El Excmo. Ayuntamiento de Béjar, con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, establecido así por Naciones Unidas en la Asamblea General celebrada el 17 de Diciembre de 1999, quiere una vez más:

·        Reiterar nuestro más firme compromiso en la lucha contra cualquier forma de violencia que sufren las mujeres

·        Rechazar y condenar todas las formas de violencia que, en sus múltiples manifestaciones, se ejerce contra la mujer por el mero hecho de serlo. La violencia es una grave violación de los Derechos Humanos y la mayor muestra de discriminación contra las mujeres, un comportamiento que siempre es injustificado.

·        Involucrar a toda la sociedad en la protección y educación de nuestros menores y jóvenes para prevenir conductas violentas y garantizar el bienestar.

·        Prestar especial atención a nuevas formas de ejercer violencia, como consecuencia del uso de las nuevas tecnologías, que tiene una especial incidencia en la juventud, como el ciberacoso, con el que las mujeres jóvenes son más vulnerables.

·        Informar a toda la sociedad para que sea consciente de que los menores ya son objeto de protección de la Ley  Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género de la misma forma que lo son sus madres y, por tanto, disponen de todas las medidas de prevención y protección previstas en la misma.

 Defender la necesidad de que toda la sociedad y las víctimas de la violencia sepan que hay salida con la ayuda de todos, para que puedan rehacer su vida y ejercer su libertad y autonomía. Y asimismo, apoyar acciones para una especial atención a las mujeres que, además de sufrir malos tratos, se encuentran en situación de especial vulnerabilidad: mujeres con discapacidad, mayores, inmigrantes...
·        Manifestar, una vez más, su más firme compromiso en trabajar sin descanso por una sociedad libre de violencia en el futuro y respetuosa con los derechos fundamentales y en igualdad entre hombres y mujeres.

·        Profundizar en el conocimiento, la magnitud y dimensiones de la violencia contra las mujeres, dando visibilidad cada vez más a otras formas de violencia.

·        Concienciar a la sociedad de que el silencio es cómplice directo de la violencia contra la mujer. Sólo desde la denuncia y la sensibilización pondremos fin a esta dura realidad. Asimismo, apoyamos difundir el mensaje de que mientras haya una sola víctima, siempre será demasiado.

·        Reiterar, asimismo, nuestro apoyo y reconocimiento al espíritu de superación de todas las víctimas de este tipo de violencia, y a sus familias, que hace que sigamos trabajando sin descanso para su erradicación, ya  que supone una grave violación de los derechos humanos y la peor muestra de discriminación.

DECLARACION INSTITUCIONAL CON MOTIVO DEL DIA CONTRA LA VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES

Con motivo de la conmemoración el próximo 25 de noviembre del 2016 del Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la Mujer, la Excma. Diputación Provincial de Salamanca quiere sumarse a las declaraciones y actos conmemorativos que se realizan en todo el mundo a instancias de las Naciones Unidas a fin de mostrar su repulsa por la persistencia de la violencia de género que afecta a mujeres y niñas de todo el mundo, debido a que:

•    La violencia contra las mujeres es una violación de los derechos humanos.
•    La violencia contra las mujeres es consecuencia de la discriminación que sufren, tanto en leyes como en la práctica, y la persistencia de desigualdades por razón de género.
•    La violencia contra las mujeres afecta e impide el avance en muchas áreas, incluidas la erradicación de la pobreza, la lucha contra el VIH/SIDA, la paz y la seguridad.
•    La violencia contra las mujeres y las niñas se puede evitar. La prevención es posible y esencial.
•    La violencia contra las mujeres sigue siendo una pandemia global. Hasta un 70% de las mujeres sufren violencia en su vida.

Solicitar la elaboración de un Pacto de Estado contra la violencia que aúne voluntades para  mejorar las medidas de atención y protección integral de las mujeres víctimas de esta lacra. Todos los esfuerzos serán pocos mientras que haya una víctima. Todos los grupos de esta Diputación nos comprometemos a trabajar por las víctimas, por sus familias y por toda la sociedad. 
Hoy queremos hacer un reconocimiento a las 39 mujeres asesinadas que han perdido sus vidas en manos de sus parejas y a las/los 25 menores huérfanas/os.

Compartimos el dolor de estos hijos y sus familias y manifestamos nuestro más firme rechazo a esta mayor manifestación de desigualdad.

También en Salamanca este año 2016 hemos tenido la manifestación más cruda de esta violencia con el homicidio de dos mujeres. Mientras, las cifras de mujeres atendidas por esta causa en nuestro Servicio de Atención a la Mujer mantiene cifras similares a las de otros años: 90 mujeres atendidas desde el 1 de enero hasta el 31 de Octubre. 

En esto momentos, con los medios a nuestro alcance y nuestro ámbito competencial, ciframos nuestras esperanzas de cambio y de futuro en una mejor y más especializada atención integral a las mujeres víctimas de violencia de género a través de la puesta en marcha del nuevo modelo de Castilla y León denominado “Objetivo Violencia Cero”. El Área de Bienestar Social de la Corporación desde el primer momento se suma a ese esfuerzo poniendo a disposición del mismo a sus profesionales especializados y toda su red asistencial, además de la implicación en todos los foros creados e iniciativas adoptadas al respecto.

El esfuerzo en el desarrollo de este modelo en nuestra institución tiene prioridad absoluta e implicación al máximo de todas/os las/os responsables y técnicos, traduciéndose inicialmente en  el reforzamiento con dos profesionales más del Servicio de Atención a la Mujer, además de la colaboración activa de los 14 CEAS que operan en la provincia en los que trabajan 42 trabajadoras sociales. Además la puesta en marcha de nuevos protocolos de atención y la formación de las personas que intervienen en estos casos, de manera que un profesional esté siempre  al lado de la mujer en riesgo y pendientes no solo de cumplir trámites y coordinar recursos sino de atenderla  emocionalmente y reconfortarla, de modo que la víctima perciba a través de nuestra gente el apoyo y solidaridad de toda la sociedad.

Las instituciones públicas tenemos la responsabilidad y obligación de poner todas las medidas necesarias para erradicar este problema de salud pública. La prevención, la concienciación y la actuación coordinada deben ser nuestros objetivos y la estrategia debe ser común con toda la sociedad.  Nuestro  compromiso debe girar en torno a los valores de unidad, consenso y solidaridad.
Toda la humanidad saldría beneficiada si se pusiera fin a esta lacra social.

MANIFIESTO AMDEVE 2016
DIA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES

El número de mujeres ASESINADAS a manos de sus parejas sigue siendo alarmante. Estas cifras  son  mucho más que un indicador de la violencia machista que miles de mujeres tienen que sufrir cada día. En los últimos años, gracias a la presión del movimiento de mujeres, se han adoptado una importante serie de medidas jurídicas y sociales, pero no son suficientes. La movilización general de la sociedad es necesaria y urgente para conseguir acabar con este fenómeno complejo y profundamente arraigado en nuestras tradiciones.

No podemos tolerar ninguna de las formas de violencia contra las mujeres bajo ningún pretexto. Todos y todas, juntos, tenemos la obligación moral de crear un clima de tolerancia cero hacia la violencia machista que deje claro al agresor nuestra más rotunda condena ante cualquier posible abuso o maltrato.

La violencia de género es un fenómeno social que sufren las mujeres, pero que ejercen los hombres en nombre de una supuesta superioridad masculina. La responsabilidad individual es de los maltratadores, pero acabar con el machismo es algo que tenemos que hacer entre todos y todas.

No es fácil justificar la falta de interés de la mayoría de hombres hacia una de las cuestiones públicas más dramáticas y relevantes de nuestra sociedad.  Las víctimas tienen padres, hermanos, hijos, amigos, vecinos, compañeros de trabajo y conciudadanos. Sin embargo, muchos hombres tienen grandes dificultades para manifestar públicamente su condena a la violencia machista.

En los últimos años han surgido diversos movimientos de hombres por la igualdad que reivindican y manifiestan públicamente su rechazo a la violencia contra las mujeres. No hay una sola manera de ser hombre, como nos quiere hacer entender nuestra sociedad machista. Una mayoría de los hombres, sin embargo, no se identifica con este modelo de superioridad masculina porque reconocen a las mujeres como iguales y no tolera  ninguna forma de violencia contra las mujeres.

El fenómeno de la violencia de género es de una magnitud escalofriante.

Ante él,  no podemos desviar la vista como si fuese una suma de “casos particulares” a los que somos ajenos.

Ante la violencia machista  TODOS Y TODAS somos responsables, pero deseamos que cada vez más hombres, se sientan libres de la presión social que les mantiene en silencio. El silencio nos hace cómplices. Tenemos que reaccionar y nuestra reacción  no puede esperar a que se produzcan situaciones extremas de violencia física. No podemos ignorar muchas de las prácticas machistas que  asumimos y desarrollamos, de forma consciente o inconsciente, no podemos reforzar y mantener un modelo de convivencia defectuoso basado  en la coacción, el chantaje emocional y la supremacía del poder masculino. Construyamos  un modelo de aprendizaje compartido, un modelo de convivencia en igualdad, un modelo de relaciones libres, no basadas en el miedo.
Reflexionemos: el modelo, por definición, ha de ser ejemplarizante y la violencia NO lo es.

La prevención y la educación han de ser, por tanto, uno de los principales motores de cambio. Nos preocupan las conclusiones aportadas por las últimas investigaciones sociológicas sobre la percepción social de la violencia de género en la adolescencia y la juventud:

No todas las formas de violencia de género suscitan el mismo re¬chazo ni todos los comportamientos que constituyen maltrato son identificados como tales: La violencia física y sexual es rechazada por un (97%) de la juventud y la adolescencia, al igual que la violencia verbal ( 93%).  Sin embargo, un 67% de jóvenes entre 15 a 29 años acepta o tolera algunas circunstan¬cias como “controlar los horarios de la pareja”, “impedir a la pa-reja que vea a su familia o amistades”, “no permitir que la pareja trabaje o estudie” o “decirle las cosas que puede o no puede hacer”, de lo que se deduce que 1 de cada 3 jóvenes tolera como normalizadas formas de violencia en las relaciones de pareja, siendo ligeramente mayor esta percepción entre los chicos y chicas más jóvenes (15 a 17 años).

No podemos permitirnos como sociedad este grado de tolerancia de la violencia de control en el ámbito familiar y/o de pareja en la población adolescente.

Las cifras son claras,  se continúa  desviando hacia las mujeres las tareas de cuidado y las responsabilidades de la vida cotidiana, doméstica y afectiva, de lo que deriva su discriminación laboral, una sobrecarga física y mental y la apropiación masculina de los espacios de decisión y poder.

Es necesario que, hombres y mujeres, cambiemos nuestra actitud y nuestra conducta, renunciando al silencio, inmovilismo y resistencia pasiva que siguen produciendo desigualdad y dan aliento a la violencia machista.

Ese cambio es nuestra responsabilidad personal, pero también debe ser fomentado y favorecido socialmente.

Por ello, apoyamos a las mujeres y a sus organizaciones cuando exigen a los poderes públicos acciones positivas y efectivas contra la desigualdad de género, iniciativas y leyes dotadas de los suficientes medios, dirigidas a lograr un reparto equitativo de todas las tareas y responsabilidades de la vida cotidiana, social, doméstica o laboral, a poner fin a toda situación de privilegio masculino y a reconocer y garantizar plenamente el derecho de las mujeres a decidir, sin tutelajes ni coacciones, sobre su vida, sus afectos, su sexualidad y su maternidad.

¡¡  TODOS Y TODAS CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA:  NI UNA MUJER MAS ASESINADA   !!

https://lh3.googleusercontent.com/fWhfcQbitez24XYahd-L5rv_fNzkZwEgWVu5iqtgUx0pfl3TOE09PVIv7eDfAnVhdNIXVI_s_30M3Zk3Jo804pEjzDxIeziJ1RPB0kqzPbLwYBxe7ztQSk_jUTvJoTsODpXluL8cSdNvxZ9_6-6xooH8pFlLjXBc2f5gJuIQoSuQxrrq2d90Hb-M4jzc5WD4wYW6ylT48v7YwKUIpGDn2iU5WoWGHecBWi8TUe2GTVF7PLb4j-bFg05YKfNJeGeq500YL1rxvt2r6wg_Cerf2cvA8j8e5hWqJudo9yWhLZ4tWS6fJBv4xTvLX3uF-X7PzqNV6ilav2PzZNTWrUmpm0jAseaGSkRh5Pf5kUcka6bVRgAqDRon_t-xl4xGP06K_F4wcwWD8JjvpmfZ2JWbVjWNumyaSgRamf5y-U9kTw59ONU13HvnvazkjD4hUuEa_YZ4W2JABychuQE2FNVkjP1I3pCUnuunu1OcMiAY4v2wXzILLALh19HLOcCazKoRKA_IUteKL4a0xApQ1HbQRaqdtfmsrs-YNSiFfsw4mIyBbr613iy9VqeXCcEFHHmL3nsgvruPjmyIKnjD1WgDOAxv-M1LBe4mGCvV79gUORASWseh3g=w1345-h950-no

0 comentarios:

Publicar un comentario