Barra Navegación

martes, 8 de marzo de 2016

Comunicado de IU Bejar por la conmemoración del día de la Mujer Trabajadora

https://lh3.googleusercontent.com/4yEVO2rCgGGBOpay0L3wllzQh-lMMWBkW2fnkIVm73qjiBzqgkJq7tCbOl1wIv324PZNwqVRa9vSU6sec-aIaWxkJ3FgxiJfgtKO0Govf11ez-e4OZRiiLAIW1xeSBkrK7H5gXEwrsLOmABOT5fOmyiK3Hgs03Tn3hY-q_gtkYNGAcGuvxlnZclEeFbZbA6UKKeR4GPoiFpsvjwo9_1TFiPMUkAlFe6zDQjlvasilTQbWFGHDaZ7CbCa9kV3EuHsJnehwazzbjU5s6bIO3akpqgrJnhR1lGNoI_Oq-7IQlOqQ0ymwbM6dz5h9bwXg35AaNm3l3SvJK9I_PNVrOqccBOhAwUt5Hiw1Bn8kigKAm5-jvJNxsnTeG7zVs_ybBFcOwC8C1PTs8k1zPMFb1viZjkMWuDxE8hZkRpP5rVQw54yq55YlOMFbJuZtaQoMApTh6Mefd_n3E1kOBWPX8LPkz2KPX70ZZfx2bqe8b-6R1nlVOZO9l4BJ9AfDkJcXfG0O8stV6l6DqZFzZFuLfttnptW9Xs5IFV9-kgWlfn0VAyFQWOT4CyndwE_CIbInBqdQTjAPQ=w959-h955-no
El 8 de marzo no es un día de celebraciones, ni de felicitaciones, no es día de regalar flores ni de cenas románticas, no confundir con otra fiesta consumista, es un día de lucha, de recuerdo y homenaje, también de reflexión sobre los avances que hemos logrado o los retrocesos a los que nos vemos abocadas las mujeres en una sociedad que pese a algunos progresos, sigue siendo patriarcal (tanto en lo cultural, como en lo social) y capitalista, convirtiéndonos a las mujeres en objetos de consumo y en consumidoras excepcionales para cumplir el roll que nos sigue asignando  la sociedad, pero que sobretodo nos convierte en víctimas.
- BejarInformacion - IU -

¿Debemos las mujeres asumir también el roll de víctimas?  Decididamente No,   porque asumir ese papel nos sitúa en desventaja frente a nuestros agresores,  el patriarcado, el capital, la sociedad de consumo y la cultura en la que nos desenvolvemos.

Hay cifras escalofriantes tanto a nivel nacional, como a nivel mundial, sobre feminicidios, abortos selectivos, violaciones, exclavitud sexual,  desigualdad laboral, violencia de género... Podríamos seguir porque los delitos contra las niñas y mujeres son ilimitados.  

La violencia es estructural en un sistema como el que vivimos.

En pleno siglo XXI, en un país “democrático”  como el nuestro indigna ver como el cuerpo de la mujer está sometido a criterios políticos,religiosos y estéticos  pero no está sujeto al respeto que merecemos como personas, libres y dueñas de nuestra vida y nuestro propio cuerpo; indigna que el paro y la precariedad afecten a más del 50% de la población femenina, indigna que la pobreza también en nuestro país y resto del mundo prefiera a las mujeres, indigna como seguimos siendo depositarias de la confianza generalizada de la sociedad patriarcal para desarrollar los trabajos de cuidados, y sin embargo tanto dentro del hogar como fuera son los trabajos peor valorados tanto económica como socialmente, actitud propia de una humanidad cada vez más deshumanizada, en la que se cobra más por fabricar bombas que por cuidar de las personas.

Tal vez sea por eso que el feminismo implica paz, la lucha por la igualdad aunque sangrienta, (la sangre siempre la ponemos nosotras) tiene que desembocar por fuerza en la paz, en el destierro de la violencia machista a todos los niveles incluidos los económicos, en el respeto a todos los pueblos y al planeta, porque las guerras se extienden más allá del campo de batalla al cuerpo de las mujeres y las niñas, 

Así lo han hecho soldados de todos los bandos, incluidos los de la OTAN.

Por esto no asumimos el papel de víctimas, sino que luchamos por la igualdad en todos los ámbitos y habrá algún día en que esto se consiga,  para ello el camino empieza en el hogar, en la escuela, en la educación que reciben y damos a nuestros hijos e hijas, continua en las instituciones, obligadas como están por nuestra Constitución a garantizar la igualdad entre hombres y mujeres, sigue en la exigencia de aplicar políticas de paz en las relaciones internacionales y de abolir prácticas mercantiles y pseudolaborales (prostitución) que reducen a la mujer a pura mercancía y favorece la trata de niñas, mujeres y también niños para satisfacer al machismo más rancio y despreciable.

 Desde esta asamblea, conmemoramos todas las luchas feministas, renovamos nuestro compromiso con las mismas pero queremos hacer mención especial a las 11 víctimas del terrorismo machista en nuestro país en los tres meses que llevamos de año nuevo, también a Berta Cáceres, mujer y líder indígena ecologista,  a las mujeres Kurdas que defienden a sus familias frente a la sin razón yihadista y la opresión del gobierno turco,  a  las 146 mujeres que murieron abrasadas en la fábrica Cotton en 1908 y a sus compañeras de tragedia en 1910,  en cuya memoria se conmemora el 8 de marzo,a las mujeres  y menores que cosen nuestra ropa en países sin leyes que protejan a los
trabajadores y a todas las mujeres que desde distintos ámbitos luchan por la igualdad, la paz y la justicia en todo el mundo.

https://lh3.googleusercontent.com/4yEVO2rCgGGBOpay0L3wllzQh-lMMWBkW2fnkIVm73qjiBzqgkJq7tCbOl1wIv324PZNwqVRa9vSU6sec-aIaWxkJ3FgxiJfgtKO0Govf11ez-e4OZRiiLAIW1xeSBkrK7H5gXEwrsLOmABOT5fOmyiK3Hgs03Tn3hY-q_gtkYNGAcGuvxlnZclEeFbZbA6UKKeR4GPoiFpsvjwo9_1TFiPMUkAlFe6zDQjlvasilTQbWFGHDaZ7CbCa9kV3EuHsJnehwazzbjU5s6bIO3akpqgrJnhR1lGNoI_Oq-7IQlOqQ0ymwbM6dz5h9bwXg35AaNm3l3SvJK9I_PNVrOqccBOhAwUt5Hiw1Bn8kigKAm5-jvJNxsnTeG7zVs_ybBFcOwC8C1PTs8k1zPMFb1viZjkMWuDxE8hZkRpP5rVQw54yq55YlOMFbJuZtaQoMApTh6Mefd_n3E1kOBWPX8LPkz2KPX70ZZfx2bqe8b-6R1nlVOZO9l4BJ9AfDkJcXfG0O8stV6l6DqZFzZFuLfttnptW9Xs5IFV9-kgWlfn0VAyFQWOT4CyndwE_CIbInBqdQTjAPQ=w959-h955-no

0 comentarios:

Publicar un comentario