Barra Navegación

miércoles, 24 de febrero de 2016

“Vivir no es sobrevivir” Reflexiones de una joven voluntaria en Perú

https://lh3.googleusercontent.com/Pu_R9FnhNFEKR4WntX1ynHAw0qcvSkSzKRk2WMMAG7i6pszh_aY6U-oHieb8KQA_lDOFw612haHgZwezrJ1OW9yx8mXtLT5aG4RQdPx2KKUCaJTXVojMLfjre9y2I-Dbd5TVb-Cs3QktCDyL6sDHGfJ6-6yc4Hj2_I7arFoDg6Ic4QVGfbjc3FrHUUATmscH_oR8_I7NZRLqKoZmXYi9cTdUod5ddJE9GpTA4KWZu1fyeSX74I-gzTLqcIwVqifWTt4rbb4XHMu-B0ouWf0W5Xe3eu0ZoaDN9Q0zDDE_0XutS2LVBfka1l_K82lTI-x0Yzg7_uxDBOlttGdP1lQVb2-_1fBJeLF1kQIUys_9F8t034a8-BltTETrf0IFXpN79XYznLliynYDrSexri2vV6ckMmTnW3DM1nADebkulEwn7PPNjlWRhPLUAdV0p6RyQA9SmsMOp1eA94_fGnrCi6XrIRWk7UKyvf9CNc6nN5vE6sYhcZV9gSY2ofi5CFYf4x1SgF1haaKZketcLQ9-y75dO1VnXH6JLo1m86hV09HgGFnfAC2s90THFMRmcg2kxMk-VA=w449-h552-no
Las siguientes palabras son de Vanesa de Sousa Benito, una joven de 25 años, psicóloga y natural de Béjar, que tenía grandes inquietudes morales y sociales que le arrastraban a desear realizar labores de voluntariado internacional.

Tuvo la oportunidad de poder viajar a Lima (Perú) para colaborar en varios asentamientos humanos durante seis meses, pero ya lleva un año y lo que le quede aún.

Os dejamos con la bella reflexión de su experiencia.
- BejarInformacion - caritasplasencia -

EL INICIO

Como psicóloga, como persona, y como voluntaria en un proyecto de cooperación internacional España – Perú, he de ser sincera, no sé si he sido de mucha ayuda. Quizás no sea muy lógico empezar un informe de actividades así, pero en el fondo creo que siempre debe ser de esta manera, y es que siento que siempre se puede hacer más, siempre quedan necesidades por cubrir, o por descubrir. Nunca. Nunca llegas al cien por cien. Siempre hay una cara nueva, un sitio nuevo, un proyecto nuevo, o una comunidad con entusiasmo y sueños por cumplir.

Así que no sé, la verdad, si fue suficiente. Hoy puedo decir que una de las cosas más importantes que he podido conseguir, es la de aprehender el sentido más profundo del pensamiento, sentimiento, preocupación o amor que sienten las personas que, por motivos puramente geográficos, están desarrollando su vida inmersos en un entorno y una cultura diferente a la mía.

Lo cierto, evidente incluso, es que hay entornos que pueden resultar más favorables que otros, cuando hablamos del desarrollo de la vida humana. Cada realidad, tiene sus consecuencias, cada realidad, genera unos sufrimientos y alegrías concretos, específicos, en los individuos que la viven. Y unas necesidades concretas.

Pero es así de básico, y hasta ahí puedo llegar, pues toda realidad en este mundo es bella, y se revela aún más bella cuando se observan las consecuencias prácticas que para la vida de las personas tiene dicho entorno. Todo es diferente. Esa es la clave. No es mejor ni peor, solo es diferente. Todo entorno tiene sus cosas positivas y sus cosas negativas. La utopía, el sueño, sería construir un puente que uniera todas las cosas positivas que se han logrado en los diferentes entornos, pasando por encima de las negativas, de los fracasos, de los dolores que se generan en ellos.

Un puente que permitiera un equilibrio, una igualdad entre los que viven aquí o allí, al sur o al norte, hombres y mujeres, adultos y niños. Porque lo cierto, la única verdad, es que son lo que son y valen lo que valen, por encima del hecho de que geográficamente, la vida les haya situado aquí o allí. Porque toda vida es bella por el simple hecho de existir. Porque toda vida merece poder seguir siendo.



https://lh3.googleusercontent.com/HXIyqvBRwBknuXGmQ-HONd61oSiDxMmGfk1Hfkp89WNxNxG-RhoOSXCTUKHkMMZkBUBIasZ2shpxdi46sQ9FIkqqTxD7x-H3jn4emUdi3HZ14YNyzTzKBCXrn4AYzxSbP1XvwHTD4j9R5ArPNd9WeQiAj-MJ4nXSdU2dTj0UEi23xaBr2rHViBrf7v2MyyugS-nqiBx9h3FHRCs4veac6Zki-wxY1nhMCMlahJS3ozSIzMvZ9vIrcRL_9hHcutf8C0TvZR9zCEnxBdjiuohIUU-OE92lGeui9L3anqibb0PzQTp0mfphJ6kWyXUmril4O5E08QTtPUazK9utu_YBPq2sEZqMy0A2Kg9qryG-yk2GE4zQeIEIREtSXs-RiDk8ZsoPySeTF-f3tFF7CGyXFu3rP40f7aSuH8E_Rsgi4iFGnzhhSXPFV5DQDzLcnxJyfl4_sxm9sRv736SQRRWB7dRWo36X64Ac9xRaGQRXePl72v_gimCnULFiJdwdKcT0chPYIv5T49EI2DpLtr6oNq24mLDEK5qRfz-EgJgP3qjVEnbU3pp1f-Hxh49pcBQ0ZA_WJw=w1024-h768-no

ENFOQUE DE MI VOLUNTARIADO

En mi trabajo en este proyecto, he tratado de dar todo lo que estaba en mis manos, como mencioné antes, dar el cien por cien. Pero también soy consciente de que no es tanto lo que se da, sino como se da. Todas las actividades que he realizado, por ello, he tratado de llevarlas a cabo siempre con una actitud muy concreta. El tono de voz, la cercanía con las personas, el cariño, y el respeto, han sido mis mejores herramientas. Poco a poco me di cuenta de que lo más importante que me podía llevar de esto, y lo mejor que yo podía aportar eran miradas, sonrisas, abrazos, comprensión y respeto. Mirar a los ojos de la gente, entenderles, y apoyarlos desde el respeto que su realidad se merece. No sé si he dado mucho o poco, por ello, pero lo he dado de la mejor manera. Cada una de las familias a las que escuché, fueron parte de mi familia, se convirtieron en parte de mi vida.

En líneas generales, el enfoque desde el que actué se podría resumir en algunos pasos muy sencillos.

-Dejé que ellos tomaran las riendas de su vida. Les obligué a tomar conciencia de su situación, de su vida, y de las posibilidades que esta tenía, y les animé a que escogieran ellos mismos. Qué es lo que necesitaban, y sobre todo, qué es lo que querían. Me di cuenta de que la única libertad real que todo ser humano tiene es la de tomar sus propias decisiones, y traté de ponerme a un lado siempre, para dejar que fueran ellos los que hicieran todo el trabajo. Porque el trabajo era estrictamente suyo. Es su vida, ellos deciden. Es su camino, no el mío.

- Luchar contra el “no puedo”. Crear esa resiliencia que hace a todas las personas capaces de enfrentarse a sus propios miedos, a sus propios problemas. Siempre quise hacerles sentir que sí podían, que “estar mal” es causa necesaria y suficiente para poder luchar. Que la única diferencia entre ellos y lo que querían ser, era trabajo, esfuerzo, y perseverancia. Siempre hay una manera, estés donde estés y sea como sea. Siempre se puede luchar. A nivel personal, fue muy emocionante ver la capacidad de muchas de estas personas para superarse. No de todas, obvio, pero siempre hay alguien que quiere luchar. Y esto nos lleva al siguiente punto.

-Ayudar al que quiere ayuda. Solo al que pide. En un principio puedes querer abarcar todo. Pero hay límites. Para ser eficientes, solo debemos de prestar la ayuda necesaria, y lo necesario, es lo que se requiere, lo que se pide. Ayudar a la gente que quiere ser ayudada y que pide alguien que luche con ella. No se puede luchar junto a alguien que no quiere hacerlo. No se puede luchar en solitario.

-No dar, no regalar. Ayudar a cada persona a conseguir por sí mismo lo que quieren. Dotar de herramientas, para que ellos mismos logren sus resultados. Solo así tiene valor, solo con la práctica se aprende la lección. Por otra parte, cada persona es la única capaz de andar el camino de su vida, a todos nos enseñan, pero al final tenemos que aprender a caminar para transitarlo solos.

-Espíritu de equipo. Luchamos juntos, y por tanto, todos tenemos objetivos que cumplir, todos debemos esforzarnos por lograr nuestra parte. Si no se cumplen las normas, si una de las dos partes se rinde, el equipo deja de jugar. Todos caemos de vez en cuando, pero tenemos la obligación de volvernos a levantar y seguir luchando.

-No hay cabida para las quejas. No podemos cambiar el mundo. Un asentamiento humano es una realidad muy cruda, y eso es innegable. No se trata de borrar esa realidad, sino de buscar el lugar que a cada persona le toca ocupar en la misma, de la forma más justa posible.

-Trabajar con otros equipos. En mi actividad, a veces me vi limitada, por lo cual acudí a otras instituciones para tratar de sumar fuerzas (sobre todo en busca de una asistente social, algo con lo que la ONG aún no tenía la suerte de contar). Las leyes de un país o la forma de proceder en el mismo pueden ser desconocidas e incluso complicadas para alguien extraño a estas estructuras sociales y culturales. Buscar un apoyo era vital. Hay varias organizaciones que cooperaban también en la zona de Ancieta Alta, o aledaños. Lo lógico era conocernos, y apoyarnos. Compartir nuestros recursos. Estábamos todos en el mismo barco. Puedo decir que los resultados logrados con algunas personas (sobre todo adolescentes) fueron excelentes gracias a la ayuda que me prestó la asistente social de Encuentros. Esto, obviamente, enriqueció mi trabajo, mi experiencia, y la vida de los beneficiarios, generando muchos más recursos para el avance.


https://lh3.googleusercontent.com/_SjNfCMihjtaDx8D9-4KzTFgECdrX29HAtRAhupUTNAvDJom9W34Msf16oM4xStDtI5V-SdxVsn1vO_-81Fgav_nfpl3ePDOQNGcwmIMRiZZmTbyux7wCLcOoh660ZpHh3Fh8JnItrfMddwnaCFIiLkyh7hqZXKAO2kVV31sDBCBLWGxEqtulNGoSdw58IzbMHdgjURNHjazehXCiXcQBTGen3sab4gcI83ZigIVoiHw9vWLc54AacEiSr-UR7Q1vOp3l2Rmh4q4GgPHcoB0-7mWJqaH5d7NZPS1otem3Es7KIseQkgn20iBVKl1YIkK2hx-JGSB75JdZpmUmmtCLJadEz1hNLC63kGRgryalnLiyFOPNQII7t1Jv1Dl5lWJy9tsmg7Okcva0Df41WK-ICEwUmIWMfO4HJjVdamhmZglIkiNqDS3xJ6JeynW6aDotmwJNDdNUEGXRePCH86fU7vnaH95P1WjWV0iVJBLaf_7J0QNF1_ZqmISDzHrDc5b0x_cUBwjtVW2UDYGu-SUxxVgHtUX_ZUhzd_eW8z-9i-ptVjJVn2AVxGgjmdsRhhdkYpdKw=w1024-h768-no


MIRANDO AL FUTURO

Empecé este informe dudando, pensando que quizás el trabajo nunca acaba, que siempre quedan cosas por hacer. Y es cierto, siempre hay cosas por hacer. Incluso cuando los proyectos son un éxito, siempre se pudo hacer más. Mi proyecto duraba seis meses. Seis meses que pasaron volando, entre estrés y ansiedad de querer abarcarlo todo. Demasiada gente, muy poco tiempo. Mucho que ofrecer (aunque solo sean ganas y entusiasmo). Pero al final miré a mi alrededor y no había duda: se puede hacer más. ¿Cómo hace el tiempo aquí, para volar tan rápido?

Al final de todo, cuando la meta se acercaba, y mi tiempo aquí se acababa, comprendí algo muy importante. Comprendí que había muchas formas de entender este proyecto, esta experiencia que la vida me había permitido vivir, que había muchas cosas importantes, había logrado muchas cosas, y otras no tanto. Pero algo destacaba, algo brillaba. Comprendí que lo más importante era todo lo que había aprendido de mí.

Mirar tu cultura, tus esquemas, tus ideas, desde la distancia, y a la vez que vives una realidad completamente diferente a la tuya, enriquece cada milímetro de tu ser. Ha sido la oportunidad perfecta para autoobservarme, para destruir todo lo bueno y lo malo que soy, y mirar el mundo desde las alturas, como ser ajeno a todo, observando, sin juzgar lo que es bueno o malo. He comprendido que las desigualdades existen en el mundo y no está mal. Que no todo puede ser equilibrio, que no todos podemos ser iguales. Lo único imprescindible es que seamos justos, porque una cosa es vivir una realidad diferente, y otra cosa es vivir una realidad que es injusta, que te maltrata y te priva de tu derecho a vivir, con todo lo que esta palabra implica.

Que vivir no es sobrevivir.

Que todos tenemos sueños, y en todos son los mismos. Que cada ser humano de este planeta sueña con cosas muy simples, muy básicas, y muy reales, pero dependiendo de las cartas que te toquen, a veces lograr mantenerte en la partida es extremadamente difícil.

Que la vida no es justa, pero sólo entendiendo esto podemos juntar fuerzas y equilibrar. Y ese es el trabajo más maravilloso del mundo. Luchar por que las cosas sean como cada uno cree que deben ser.

Que había mucho por hacer. Ese calendario, esos seis meses, no son suficiente. Justo ahora, que conozco las reglas del juego, no puedo abandonar la partida.

https://lh3.googleusercontent.com/QX38eizfQWUlZP5KgbNK8iGwrNMTwdL-abqqNCLzVpT1A_OQ8VnJiz7v3C8WvogkARw715hoasWQEubF7eXquuB_Du4Q9ETMnnyx7shVY6olgv-cNYm0PZYBI-3dOMBHkH8x2n5JBsrV_UBx9TWtLJML01OYHi8rNxnx2QPDV7BYG8BpGZw2RnB7n8yx888_22XWhgr46OTckRH9gaDVqcIbBaEAefzi_5K5qPkOtS3eqCveywGzcd5DUBtLUGXpLgoPyvjhexFyLmCI3tR-ZWXulcG-8aRffKQ1F9o2DK5fKiZaRDZcxANd5MPib5OU964WBeuc6GnwkizqEXyuKAAcXMZDAz48XTttsachm_WxWnsBI4KKvY8relCCdC84P7LM576kObVRtzDeqkiHg-GHl-FyWG0BOc9ZHLnCNmqPXmG08YTcvcRUTMxPvyCDliaO0VWAzjNjViBEz8QaP4cgIuimQXBKUC24bugKucA1oAQCjWUBXqJ5FZZz8R_f01OxWzQvyZFXL2b07IZwr3LFAo2ihWreZ054C5rpJcSEcFd101WnTPq7NhmKlnOg63PJAw=w1024-h768-no

0 comentarios:

Publicar un comentario