Barra Navegación

jueves, 9 de abril de 2015

La acusada de destrozar la mano a un hombre dice que fue en defensa propia

https://lh3.googleusercontent.com/SUBfrvsPVMwzsq1-xW_khmOp2YJ9dTZV1T4YfB9GPa4=w600-h420-no
La mujer acusada de destrozar la mano a un hombre con una cuchilla de vitrocerámica en la localidad de Béjar (Salamanca) dice que fue "en defensa propia" y ha añadido que "él la estaba pegando y no tuvo intención de hacerle daño".

La Audiencia de Cáceres ha juzgado hoy estos hechos al encontrarse el domicilio habitual de la mujer en la localidad cacereña de Navalmoral de la Mata y por los cuales tanto la Fiscalía como la acusación particular piden siete años de prisión y el pago de una indemnización de 60.000 euros.
- BejarInformacion - L.V. -

El hombre, en cambio, ha negado que la agrediese y ha señalado que por ese presunto delito ya fue juzgado y absuelto por el Juzgado de lo Penal de Plasencia (Cáceres).

Su versión es que "fue ella quien le rompió un palo de fregona en la espalda".

Tanto la Fiscalía como la acusación particular habían solicitado en un primer momento la pena de diez años de prisión por considerar que eran pareja, algo que el hombre ha desmentido al decir que se trataban de "relaciones esporádicas", por lo que han rebajado su petición a siete años.

La defensa ha solicitado que la pena se quede en una falta con una multa de diez días y el pago de la indemnización.

Los hechos ocurrieron en julio de 2008 cuando la mujer acudió en taxi a Béjar desde Navalmoral de la Mata y se encontró con el hombre en el bar que éste regenta.

En el establecimiento comenzaron una discusión que, según la mujer, se inició por los celos del hombre.

Sin embargo, el hombre ha declarado lo contrario y que ella "le propinó un guantazo".

Ambos se fueron al domicilio del hombre y allí continuaron la discusión; él la siguió hasta la cocina en donde la mujer se hizo con la cuchilla de la vitrocerámica e "impactó" en su mano, según la Fiscalía.

Acto seguido ella llamó a emergencias con el móvil de él, porque según su declaración "el hombre le había roto el suyo", y le acompañó al hospital.

La mujer ha estado en busca y captura y fue detenida el pasado mes de julio en el Aeropuerto de Lisboa, aunque hoy ha declarado que no tenía conocimiento de esta denuncia.

A consecuencia de la agresión, el hombre sufrió lesiones consistentes en "mano catastrófica con sección tendinosa y vasculonerviosa múltiple".

Para curar las heridas el hombre necesitó tratamiento quirúrgico, ortopédico y rehabilitador y tardó en curar 929 días, de los cuales 350 estuvo impedido para su actividad habitual, y le han quedado secuelas.

https://lh3.googleusercontent.com/SUBfrvsPVMwzsq1-xW_khmOp2YJ9dTZV1T4YfB9GPa4=w600-h420-no


0 comentarios:

Publicar un comentario