Barra Navegación

domingo, 21 de diciembre de 2014

Éxito del VII encuentro en tu pueblo y en el mio, a pesar del tiempo invernal

https://lh4.googleusercontent.com/-46LSrjStak0/VJbhB59QO0I/AAAAAAAAJ3w/3JVjEB5UoYo/w1153-h865-no/PC200973.JPG
Una vez el "VII Encuentro en tu pueblo y en el mío" fue todo un éxito de asistentes y participantes que a pesar del frío y de las fechas pre navideñas se dieron cita en Fuentes de Béjar.

A las 10 de la mañana la niebla y el frío recibían a los participantes en la huerta de Las Monjas, hoy convertido en lugar de ocio, verbenas y sede del Mercado Navideño que cada año Fuentes de Béjar celebra para animar estas fechas entre otros muchos actos. Procedentes de Fuenterroble, Valverde de Valdelacasa, Los Santos, Casas del Conde, San Miguel de Robledo, Santibáñez de la Sierra y Santibáñez de Béjar, Sequeros, Candelario, Endrinal, Fuentes de Béjar y los jóvenes que se sumaron al encuentro de Madrid, Arenas de San Pedro y Candeleda invitados por los jóvenes de Fuentes de Béjar que pusieron la nota más juvenil al encuentro junto con los niños que acompañaban a los padres.
- BejarInformacion - Isidoro Sánchez Casquero -

Manuel el alcalde de Fuentes junto los anfitriones y guías recibían a todos los asistentes con un café calentito que en esa fría mañana con viento del norte, se agradecía donde abrigo, guantes y bufandas era l atuendo habitual de todos, calados de gorros, algunos hasta las cejas.

Comenzaba el recorrido por la parte baja del pueblo para adentrase en el núcleo señorial de la manzana propiedad del industrial lanero. Leandro Cascón Pablos y su hermano con las dos casas que construyeron de amplias galerías y miradores escoltando la capilla particular que nos asombró a todos por las tallas que adornan la iglesia con un Sagrado Corazón que llegó desde tierra Santa en uno de sus múltiples viajes de Leandro Cascón y su mujer, Sabina García de Castro y flaqueado por dos magníficas tallas de San José y la Virgen de los Desamparados de Valencia. Imaginamos fueran devotos de las mismas. Precisamente el Sagrado Corazón de fibrocemento presidió hasta hace poco la torre de la iglesia parroquial, al igual que sucediera en Gallegos de Solmirón.

En la iglesia tras el altar se conserva la entrada a la cripta donde reposó durante un tiempo el matrimonio hasta que fue trasladado al cementerio a una capilla con bóveda circular al estilo de palestina.

De allí pasamos a conocer la antigua banca de Leandro Cascón con cámara acorazada y caja fuerte con sus respectivas cajas que en su día guardaron las más valiosas posesiones, edificio que hoy está en manos de un Ledradense que con orgullo y amabilidad lo mostró. Hoy las caja fuertes se han convertido en almacén de los más preciados caldos de la uva con la que riegan reuniones de amigos en el banco convertido en casa y bodega con pisos originales.

Al salir del sótano nos encontramos con la mansión donde residió Leandro Cascón Pablos hasta que un cáncer de estómago lo llevó al otro mundo. Casa restaurada con mimo, pero que sus dueños no habitan por l existencia de fantasmas y espíritus en la mansión que se manifiestan de múltiples formas, por lo que algunos de los presentes propusieron con permiso de sus dueños, pasar 24 horas en la vivienda el próximo verano.

Un recorrido por el barrio que conserva casas originales con el empedado de los años 30, portalillos de granito y una serie de viviendas que pudimos disfrutar de su pasado y presente que hablan de tiempos mejores y el hotelito rural de la Holandesa Lis y su marido que han restaurado con gusto y mimo descubierto bajos las plaquetas superpuestas los pisos originales de primeros del siglo XX.

El barrio de la clase pudiente vigilado por el antiguo cuartel de la Guardia Civil que custodiaba y vigilaba las propiedades de los más ricos del pueblo durante la época franquista en lo alto del pueblo con sus garitas y su perfecta estructura convertido en varias viviendas que han sabido preservar la estructura y el conjunto que habla de tiempos mejores.

Como contrapunto la estación de ferrocarril al lado del conjunto de edificios de Leandro Vascón y su hermano Félix donde se escogía la lana, con el conjunto logístico, los talleres y el lugar de trabajo de las mujeres solteras y viudas, ya que las casadas tenían vetado el trabajo en las fábricas de los hermanos Cascón de ascendencia en Cabeza de Béjar.

De allí al cementerio donde la diferencia entre ricos y pobres se perpetúa en las inhumaciones. A los niños asistentes se les explicó que la muerte forma parte de la vida y hay que acostumbrarse a ella porque forma parte de lo cotidiano.

El paso siguiente fue continuar la visita de los edificios religiosos. La ermita de San Blas, hoy convertida en ermita del Cristo del Humilladero, construida en el siglo XVII posiblemente sobre otra ermita anterior de la que se conserva un cuerpo cuadrado inferior en altura y que hoy guarda los pasos de Semana Santa además de un curioso cuadro de donativos del año 22 donde no podría faltar el primer donativo y más cuantioso de los hermanos Cascón.

Calle arriba por la casa de los Ledesma se accede a la plaza del pueblo presidida por el Ayuntamiento y la Iglesia en honor a Nuestra Sra. de la Purificación o Virgen de las Candelas.

Admirar sus dos portadas de estilo gótico isabelino enmarcadas en sendos alfiles la del sur y la del norte con los escudos de los Zúñiga, duques de Béjar y el escudo de María. El espacio interior diáfano y luminoso presidido por un retablo del siglo XVIII, neoclásico, con la Virgen de las Candelas en el centro del mismo y los laterales en honor a San Blas, Santa Bárbara y Santa Lucía, lateral izquierdo y en el derecho con la Virgen del Rosario a cuyos pies un amplísimo Belén ocupaba toda la nave lateral derecha y por supuesto no faltó quien interpretara a coro el Tamborilero, villancico Navideño.
De allí la visita prosiguió por Portugal, el barrio más antiguo del municipio posiblemente construido por los primero pobladores procedentes de Portugal que erigieron la iglesia parroquial como buenos canteros que eran y lo siguen siendo. La visita continuó por la parte alta en dirección a Guijuelo donde en los años del franquismo se construyeron las casas baratas y el campo de fútbol testigo de importantes encuentros admirados por los espectadores que llenaron sus gradas hoy cubiertas por la naturaleza que muy sabia recupera lo que en otro tiempo fue suyo.

La comida en las antiguas escuelas, hoy con otro magnífico Belén que habla visualmente de estas fechas. Y ya con el cuerpo caliente por dentro y por fuera la visita concluyó en el teatro en su día propiedad de la iglesia que erigiera en sus predios Leandro Cascón para el pueblo. Camerinos, escenario y patio de butacas fueron testigos en otro tiempo de la vida cultural del municipio que llegó a tener 1.200 habitantes y que n poco años por la caída del negocio de la lana y el traslado de la industria a Béjar y Cataluña despobló el pueblo de perdiendo 1.000 habitante en una década. Hoy, unos 100 habitantes contemplan con nostalgia lo que fue Fuentes de Béjar a quienes los pueblos de alrededor llamaron Fuentericos, nombre que hoy utiliza una Asociación que organiza las Fiestas de verano.

En el teatro se proyectó un audiovisual de Fuentes y otros de los encuentros celebrados en Fuenterroble y en Los Santos.
Para concluir la jornada antes de la despedida en el Mercadillo Navideño que con diversos puestos se celebraba en la tarde noche del sábado en la Huerta de las Monjas.

Los asistentes quedaron emplazados para San Antón, en el encuentro de enero en Valdelamatanza y Puerto de Béjar coincidiendo con las fiestas de invierno y ya en febrero la cita podrá ubicarse en Gallegos de Solmirón o en Santibáñez de Béjar. Otros próximos encuentros en Puerto de Béjar y en Colmenar de Montemayor.

Incluso han manifestado vecinos de la Horcajada (Ávila) que el proyecto traspase fronteras provinciales para dar a conocer sus pueblos en las estribaciones de Gredos, en la ruta del del Camino de Santiago de Gredos y la del Emperador Carlos V, camino de Yuste que tras pernoctar en Gallegos de Solmirón pasó por el puente de la Fonseca o Pontseca atravesando la Horcajada hasta pasar la siguiente noche en Barco de Ávila en la casa de los Señores de Valdecorneja más habitable que el inmenso Castillo y de allí a Tornavacas donde pernoctó en casa de uno de sus criados para cruzar la sierra hasta llegar a Yuste con la gota a cuestas, pero trasportado en carreta con asiento en el aire y en otras ocasiones en silla llevada por porteadores.

https://lh5.googleusercontent.com/1WYfW2IJ7PjeJJrhJ6Xb_Dp_pR9o0EqbhQJ48UYryn0=w1153-h865-no


0 comentarios:

Publicar un comentario